Futuro

El otro día alguien se preguntaba ¿Qué es el futuro?
No puedo definir qué es, pero sé como es.
Es incierto, difuso, distante.
Lo único seguro es que llega,
estés tu en este mundo, o sólo estén los demás.
Incluso, si ya no hubiera nadie, él futuro llegaría.
A él no le importa que esperemos su llegada,
o que lo recibamos con indiferencia.
Es fugaz, pasajero, cercano.
Te alcanza sin esperarlo,
te rodea disfrazado de presente,
y te abandona, con la máscara del pasado,
rodeado de incógnitas.
Sin darte cuenta, ya es algo que miras a lo lejos,
y que recuerdas como cualquier otra cosa pasada.
Es esperanza, pasión, alegría.
Siempre esperas el día que viene,
el viaje que organizaste,
el atardecer que no termina,
el beso que te espera
¿Qué es el futuro?
Amigo mío, ahora que lo pienso,
el futuro no es más que la vida misma.
Fugaz. Incierta. Esperanzadora.

Reflexión…

“¡¿Y si el aumento de la venta de coches no fuese un indicador de la mejora económica sino de que todo está cada vez más lejos?!”

Fuente: tira cómica en El País, 26 de abril de 2004.

Me ha encantado esta cita de El Roto, aunque no es de las mejores que he leído suyas. Sirve para recordar que el motivo de ciertas cosas no siempre es el que nos dicen que es 😉