Sobre repetir errores…

Mientras recorría mi camino,
llegué a un cruce,
del que partían muchas sendas.
Algunas subían montañas,
altas hasta el cielo, con cumbres nevadas.
Otras cruzaban ríos,
profundos y oscuros.
Alcé la vista, y miré a la lejanía.
¿A dónde voy? – me pregunté
La duda me invadió.
Me detuve, y miré a mis pies
¿Dónde estoy? – me pregunté
La inseguridad me abrumó.
Me di la vuelta, y miré hacia atrás.
A lo lejos, vi las altas montañas,
con cumbres nevadas.
Las había cruzado, tiempo atrás en mi viaje.
Un poco más cerca, un oscuro río,
profundo de principio a fin.
Lo había vadeado, tiempo atrás en mi viaje.
Así que volví a mirar hacia el suelo,
y vi mis pies
Estoy donde he llegado – me dije
Alcé la vista al frente, hacia el cruce,
y vi de nuevo los caminos.
Descarté las montañas,
iguales a las que había cruzado.
Ignoré los ríos,
parecidos al que había vadeado.
Sólo quedó el camino,
que se perdía en el horizonte
Ya sé donde voy – me dije – Al horizonte no he llegado.

Leave a Reply

Your email address will not be published. Required fields are marked *